Prótesis total de rodilla

Prótesis total de rodilla

La prótesis total de rodilla es utilizada para reemplazar una rodilla dañada, desgastada o enferma. La colocación de una prótesis total de rodilla puede ayudar al alivio de dolor y restauración de la funciones de las articulaciones de la rodilla.

¿Condiciones que pueden necesitar de prótesis total de rodilla?

La razón más común por la que es utilizada una prótesis total de rodilla, es para aliviar el dolor severo causado por el desgaste de rodilla o osteoartritis. Las personas que normalmente necesita de una prótesis total de rodilla presentan problemas movilidad y experimentan un dolor severo incluso en reposo.

Otras condiciones que pueden necesitar de una prótesis total de rodilla:

  • Artritis reumatoide
  • Gota
  • Trastornos que causan el crecimiento del hueso original
  • Necrosis avascular
  • Deformidad de la rodilla

¿Cuáles son los síntomas que pueden requerir de una prótesis total de rodilla?

Normalmente la prótesis total de rodilla es considerada cuando otros tratamientos, no han ayudado a reducir el dolor y mejorar la movilidad.

La mayoría de los pacientes se quejan de dolor severo en la rodilla que no les permite realizar actividades diarias como caminar, bajar escalares, vestirse, conducir, levantarse de una silla, etc.

  • Si presenta dolor, inflamación y rigidez de la articulación de la rodilla con movilidad reducida.
  • Dolor severo que interfiere en su calidad de vida y en la realización de tareas cotidianas.

Tipos de prótesis total de rodilla

Hay dos tipos principales de prótesis total de rodilla que son:

  • Reemplazo total de rodilla. Consiste en sustituir con prótesis ambos lados de la rodilla. El cartílago dañado y una porción de hueso se sustituyen con una articulación protésica de rodilla. Es una cirugía mayor y su recuperación requiere de varios meses de terapia física. La duración de la prótesis es de 15 a 20 años.
  • Reemplazo parcial de la rodilla. Solo la parte dañada del cartílago de la rodilla es sustituida por una prótesis.

Recuperación

Después de la intervención por lo regular se permanece en el hospital de 3 a 5 días. La mayoría de las personas después de colocada la prótesis puede caminar sin ayuda a las 6 semanas después de la cirugía, y conducir de 8 a 12 semanas. Pero la recuperación completa puede tardar 2 años .

Riesgos

La gran mayoría de las prótesis tienen éxito, pero igual que cualquier procedimiento quirúrgico, un reemplazo de rodilla pueden conllevar riesgos como:

  • Infección de la prótesis
  • Coágulos de sangre
  • Rigidez de la rodilla
  • Daño a nervios, ligamentos o arteria alrededor de la articulación.
  • Sangrado en la articulación de la rodilla

Dirección

Doctors Hospital, Calle Ecuador 2331, Consultorio 730, Balcones de Galerías, 64620 Monterrey, N.L.
(81) 1542 4225
(81) 2108 7130
(81) 1542 4225

Aviso legal