Síndrome de hombro congelado

Síndrome de hombro congelado

El síndrome de hombro congelado, o también llamado capsulitis adhesiva, es una afección dolorosa en la cual el hombro se vuelve rígido y se inflama y el movimiento se vuelve limitado. Las personas en riesgo incluyen aquellas con lesiones en el hombro, y por razones que no se entienden completamente, las personas con diabetes, enfermedad de Parkinson, hipertiroidismo, hipotiroidismo y enfermedad cardíaca. Los tratamientos incluyen la aplicación de compresas frías y calientes, medicamentos, fisioterapia, programas de ejercicio, procedimientos de bloqueo del dolor y cirugía.

¿Qué es el síndrome de hombro congelado?

El síndrome de hombro congelado, es una condición dolorosa en la cual el movimiento del hombro se vuelve limitado.

El hombro congelado se produce cuando el fuerte tejido conectivo que rodea la articulación del hombro (llamado cápsula de la articulación del hombro) se vuelve grueso, rígido e inflamado. (La cápsula articular contiene los ligamentos que unen la parte superior del hueso del brazo superior [la cabeza del húmero] con la cavidad del hombro,  sosteniendo firmemente la articulación en su lugar. Esto se conoce comúnmente como la articulación de la “bola y el encaje”.

La afección se denomina hombro “congelado” porque cuanto más dolor se siente, es menos probable que se use el hombro. La falta de uso hace que la cápsula del hombro se engrose y se vuelva más apretada, haciendo que el hombro sea aún más difícil de mover congelándose en su posición.

Síndrome de hombro congelado

 Riesgos de desarrollar síndrome de hombro congelado

No está claro por qué algunas personas lo desarrollan, pero algunos grupos corren más riesgo.

¿Quién está en riesgo de desarrollar hombro congelado?

  • Adultos, más comúnmente entre 40 y 60 años.
  • Género. Más común en mujeres que hombres
  • Lesión reciente en el hombro. Cualquier lesión en el hombro o cirugía que resulte en la necesidad de evitar que el hombro se mueva (es decir, usando un soporte para el hombro, cabestrillo, bandolera, etc.) Los ejemplos incluyen una rotura del manguito rotador; y fracturas del omóplato, clavícula o brazo.
  • Entre el 10% y el 20% de las personas con diabetes mellitus desarrollan hombro congelado.
  • Otras enfermedades y condiciones de salud. Apoplejía, hipotiroidismo (glándula tiroidea poco activa), hipertiroidismo (glándula tiroides hiperactiva), enfermedad de Parkinson, enfermedad cardíaca.
  • El accidente cerebrovascular es un factor de riesgo para el hombro congelado porque el movimiento de un brazo y hombro puede ser limitado. Por qué otras enfermedades y afecciones aumentan el riesgo de desarrollar un hombro congelado no es claro.

Síntomas de síndrome de hombro congelado

Los síntomas principales de un hombro congelado son el dolor y la rigidez que dificultan o imposibilitan su movimiento.

Si tiene el hombro congelado, es probable que sienta un dolor sordo o dolorido en un hombro. También puede sentir el dolor en los músculos del hombro que rodean la parte superior de su brazo. Puede sentir la misma sensación en la parte superior de su brazo. Su dolor podría empeorar por la noche, lo que puede dificultarle el sueño.

Los síntomas del síndrome de hombro congelado se dividen en tres etapas:

  • Etapa de “congelación”. En esta etapa, el hombro se pone rígido y es doloroso de mover. El dolor aumenta lentamente Puede empeorar por la noche. La incapacidad para mover el hombro aumenta. Esta etapa dura de 6 semanas a 9 meses.
  • Etapa “congelado”. En esta etapa, el dolor puede disminuir, pero el hombro permanece rígido. Esto hace que sea más difícil completar tareas y actividades diarias. Esta etapa dura de 2 a 6 meses.
  • Etapa de “descongelación” (recuperación). En esta etapa, el dolor disminuye y la capacidad para mover el hombro mejora lentamente. La recuperación completa o casi completa ocurre cuando la fuerza y el movimiento normal vuelven. La etapa dura de 6 meses a 2 años.

Diagnóstico de síndrome de hombro congelado

Para un diagnostico de síndrome de hombro congelado, el médico puede:

  • Discutir sus síntomas y revisar su historial médico.
  • Realizar un examen físico de los brazos y hombros:
  • El médico moverá el hombro en todas las direcciones para verificar el rango de movimiento y si hay dolor con el movimiento. Este tipo de examen, en el cual su médico mueve su brazo y no a usted, se llama determinar su “rango de movimiento pasivo”.
  • El médico también observará cómo se mueve tu hombro para ver tu “rango de movimiento activo”.
  • Los dos tipos de movimiento se comparan. Las personas con hombro congelado tienen un rango limitado de movimiento activo y pasivo.
  • Las pruebas de imagen, como las radiografías, la resonancia magnética y el ultrasonido, generalmente no son necesarios para diagnosticar el síndrome de hombro congelado. Se pueden tomar para buscar otros problemas, como artritis o un desgarro del manguito de los rotadores que también puede causar dolor y limitar la distancia se mueve.

Tratamiento para síndrome de hombro congelado

El tratamiento para el síndrome de hombro congelado usualmente involucra métodos para el alivio del dolor hasta que pasa la fase inicial. Si el problema persiste, es posible que se necesite terapia y cirugía para recuperar el movimiento si no regresa por sí solo.

Algunos tratamientos simples incluyen:

Compresas frías y calientes Estos ayudan a reducir el dolor y la hinchazón.

  • Medicamentos que reducen el dolor y la hinchazón. Estos incluyen medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como el ibuprofeno y el paracetamol. Se pueden recetar otros analgésicos / antiinflamatorios. El dolor más severo y la hinchazón pueden controlarse mediante inyecciones de esteroides. Un corticosteroide, como la cortisona, se inyecta directamente en la articulación del hombro.
  • Terapia física. Ejercicios de estiramiento y rango de movimiento impartidos por un fisioterapeuta.
  • Programa de ejercicios en casa. Continuar programa de ejercicios en casa.
  • Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea. Uso de un pequeño dispositivo que funciona con batería que reduce el dolor al bloquear los impulsos nerviosos.

Síndrome de hombro congelado

Si estos tratamientos simples no han aliviado el dolor y la rigidez del hombro después de aproximadamente un año, se pueden intentar otros procedimientos. Éstas incluyen:

  • Manipulación bajo anestesia. Durante esta cirugía, se dormirá su hombro y se forzará el movimiento del hombro. Esto hará que la cápsula articular se estire o desgarre para aflojar la tensión. Esto conducirá a un aumento en el rango de movimiento.
  • Artroscopía de hombro. Se cortará las partes apretadas de su cápsula articular (liberación capsular). Pequeños instrumentos del tamaño de un lápiz se insertan a través de pequeños cortes alrededor de su hombro.

Estos dos procedimientos a menudo se usan juntos para obtener mejores resultados.

Dirección

Doctors Hospital, Calle Ecuador 2331, Consultorio 723, Balcones de Galerías, 64620 Monterrey, N.L.
(81) 1542 4225
(81) 2718 0223
(81) 1542 4225

Aviso legal

Whatsapp