Osteotomía de rodilla

La osteotomía de rodilla puede alinear el ángulo alrededor de la rodilla puede cambiar su peso corporal de manera que el lado sano de la articulación de la rodilla absorba más el estrés.

La osteoartritis de la rodilla a menudo afecta solo un lado de la articulación, lo que da como resultado las deformidades comúnmente conocidas como “piernas arqueadas”. En casos de osteoartritis de rodilla, realizar una osteotomía de rodilla puede reducir el dolor y retrasa la necesidad de una cirugía de reemplazo de rodilla.

osteotomia de rodilla

Anatomía de la rodilla

La articulación de la rodilla está formada por tres huesos:

  • El fémur (hueso del muslo)
  • Tibia (hueso de la espinilla)
  • La rótula se encuentra en la parte anterior de la rodilla y actúa como punto de apoyo para dar a los músculos del muslo una ventaja mecánica para enderezar la rodilla.

Estos tres huesos están cubiertos por cartílago, una superficie blanca que permite el movimiento sin fricción de hueso contra hueso. El cartílago recubre el extremo del fémur, la parte superior de la tibia y detrás de la rótula. La osteoartritis (OA) ocurre cuando el cartílago de superficie se desgasta.

Osteotomía de rodilla en casos de osteoartritis

La osteoartritis de la rodilla comúnmente afecta un compartimento de la articulación de la rodilla más que el otro. Si bien cualquier compartimento tibiofemoral puede desarrollar artritis, lo más común es que afecte al compartimiento medial. A medida que el cartílago se desgasta en la parte medial de la rodilla, el espacio entre los huesos inicialmente ocupados por el cartílago comienza a estrecharse. Cuando esto sucede, puede desarrollarse una deformidad de “pierna arqueada” (deformidad en varo). Del mismo modo, si se pierde el cartílago del compartimento lateral de la rodilla, se desarrolla una deformidad de “golpeteo de rodilla” (deformidad en valgo).

La razón de la cirugía de osteotomía es que el hueso tibial o femoral se realinea mediante corrección quirúrgica (“rotura controlada”) de modo que el peso corporal del paciente se desplaza del compartimento artrítico al cartílago más sano del compartimento no afectado. La osteotomía se mantiene en su lugar con una placa quirúrgica fuerte y tornillos hasta que el hueso se recupere en esta nueva posición.

La mayor ventaja de una osteotomía es preservar la propia articulación de la rodilla en lugar de reemplazar la articulación de la rodilla con un dispositivo protésico (reemplazo de rodilla).

¿Quién puede ser candidato a una osteotomía?

La osteotomía de rodilla generalmente se reserva para pacientes más jóvenes y activos que tienen osteoartritis y afectan solo un compartimento de la articulación de la rodilla. Se ha demostrado que tiene un buen efecto en aumentar la vida útil de la articulación natural de la rodilla y retrasar el tiempo antes de que la cirugía de reemplazo de rodilla sea necesaria.

Algunas razones para realizar una osteotomía de rodilla

La mayoría de los pacientes que requieren una osteotomía  de rodilla padecen de dolor artrítico subyacente (típicamente un dolor sordo) localizado en el compartimento afectado de la articulación de la rodilla. El objetivo es disminuir el dolor en el lado afectado de la rodilla desplazando el peso corporal al lado normal de la rodilla y, por lo tanto, retrasar la necesidad de un reemplazo de la articulación. A menudo permite a los pacientes realizar actividades de alto, que no son recomendadas con la cirugía de reemplazo. Para ser un candidato para esta operación, su cirujano se asegurará de que se cumplan varios criterios, esto incluye:

  • Tener ligamentos funcionales alrededor de la rodilla
  • Rango adecuado de movimiento de la articulación de la rodilla
  • Artritis mínima en otras partes de la rodilla.

Tipos de osteotomía alrededor de la articulación de la rodilla

Osteotomía tibial alta

Esta es la osteotomía de rodilla más común que se realiza. Se usa cuando hay osteoartritis en el lado medial (interno) de la rodilla. Muy a menudo, se crea una cuña de apertura en el lado medial de la tibia superior para empujar el peso hacia el compartimento externo (lateral) de la rodilla.

Osteotomía Varos Femoral Distal

Esto se usa cuando hay artritis en el compartimento externo (lateral) de la rodilla. Para transferir la presión al lado medial más saludable, se realiza una cuña de apertura en la parte lateral del hueso fémur inferior.

Osteotomía de la tibia tibial

Esta osteotomía se utiliza para la artritis o la inestabilidad de la articulación femororrotuliana. Esta operación se analiza con más detalle en la sección sobre inestabilidad patelofemoral.

¿Cómo se realiza una osteotomía?

  • Osteotomía de apertura en cuña. En esta técnica, se corta la tibia superior (justo debajo de la articulación de la rodilla) en el lado medial y abre una cuña, a veces agregando un trozo de hueso del área pélvica o utilizando hueso cadavérico para mantener la cuña abierta y facilitar la curación. Para estabilizar esto, se inserta una placa a través de la osteotomía. Esta es una técnica muy comúnmente utilizada, ya que no acorta la pierna y también reduce la complejidad de la futura cirugía de reemplazo de rodilla. Esto tiene el efecto de cambiar su peso corporal de la parte interna de la rodilla al compartimento lateral no afectado.
  • Osteotomía de cuña de cierre. Esto implica la eliminación de una cuña de hueso generalmente justo debajo de la articulación en la parte superior de la tibia. Para pacientes con artritis que afecta el compartimento medial (rodillas en varo), la cuña ósea se toma de la parte externa de la tibia. Una vez que se retira la cuña de hueso, los dos extremos del hueso se juntan y se sujetan con una placa de metal o grapas. Esto también tiene el efecto de cambiar el peso de su cuerpo de la parte interna de la rodilla al compartimiento lateral no afectado.

La opción de realizar una cuña de cierre o una osteotomía con cuña de apertura queda a criterio del cirujano, y la decisión se toma en función de cuál sería la mejor opción para usted con su condición particular.

osteotomia de rodilla

Después de su operación

Se le darán instrucciones sobre ejercicios de piernas que pueden realizarse mientras está en la cama y también le ayudará a usar muletas para caminar. Es común estar en muletas con una osteotomía de cuña de cierre por hasta seis semanas y ocasionalmente hasta 8-10 semanas con una osteotomía de cuña de apertura, ya que este tipo tarda más en cicatrizar.  La fisioterapia se centrará en recuperar el movimiento de la rodilla, mejorar su movilidad y mantener la fuerza muscular alrededor de la articulación de la rodilla. Además, aprenderá técnicas para controlar la hinchazón en la rodilla. Una vez que esté cómodo y se esté movilizando de forma segura, su cirujano le permitirá el alta a su hogar. La mayoría de los pacientes dieron de alta en su hogar dentro de los dos días de la cirugía. Durante el primer mes, su pierna puede estar hinchada y su rodilla puede sentirse algo rígida. Es normal requerir medicación regular para el dolor durante este período. Es extremadamente importante realizar sus ejercicios regularmente mientras está en casa para optimizar su resultado después de la cirugía.

Rehabilitación

Pueden transcurrir hasta seis meses antes de que esté completamente rehabilitado después de una osteotomía de rodilla. La parte más importante de su rehabilitación es mantener su fuerza y ​​movimiento mientras la osteotomía se está curando. Es importante durante este período que sea diligente con los ejercicios que le da su fisioterapeuta. La fisioterapia generalmente comienza dentro de la primera semana de su operación.

Preguntas frecuentes

¿Se puede regresar a actividades deportivas normales?

La mayoría de las personas después de una osteotomía de rodilla pueden regresar al deporte en algún momento entre seis y nueve meses. Esto dependerá de su nivel de actividad preoperatoria, la gravedad de la artritis de su rodilla, así como del progreso que logre con su rehabilitación.

¿Cuándo se puede volver a las actividades laborales?

Si trabaja en una oficina, es posible que pueda volver a trabajar entre dos y tres semanas, sin embargo, si su ocupación requiere mucho caminar o trabajo manual pesado, su regreso al trabajo puede ser más prolongado, en algún lugar entre seis semanas y tres meses.

¿Se necesitara un reemplazo de rodilla en el futuro?

Una osteotomía tiene una buena posibilidad de retrasar la necesidad de un reemplazo de rodilla en el futuro. La mayoría de las personas en la vía desarrollarán artritis en otras partes de la rodilla o tendrán artritis que progresa dentro del mismo compartimento de la rodilla. Cuando esto ocurre, puede requerir un reemplazo total de rodilla.

¿Se necesitaran más cirugía después de mi osteotomía?

La mayoría de las personas que tienen una osteotomía requieren la extracción de las placas, por lo general entre uno y dos años después de su operación. Esto se realiza como una operación diurna y el tiempo de recuperación es mínimo. Es más seguro que se retiren las placas en este momento para que cuando se realice la cirugía en el futuro, no haya placas que puedan interferir con el tratamiento posterior. 

¿Hay dolor después de una operación de osteotomía de rodilla?

La mayoría de las personas tendrá dolor durante 3-4 semanas después de una osteotomía. Esto generalmente está bien controlado con medicamentos orales. Una vez que la osteotomía se haya curado por completo, se espera que la mayoría de los síntomas de dolor de la artritis mejorarán significativamente a medida que el peso se transmita al cartílago más saludable del compartimento no afectado.

¿Existen complicaciones a partir de una operación de osteotomía?

A veces las complicaciones pueden ocurrir a pesar del esfuerzo realizado para evitarlas. Se toman todos los cuidados necesarios antes, durante y después de la operación para tratar de garantizar que no surjan complicaciones. En caso de que ocurra una complicación, se le informará y aconsejará sobre el tratamiento más apropiado que se necesita para abordar la complicación y optimizar el resultado de la cirugía inicial.

Dirección

Dr. Alejandro Pérez Aguilar - Especialista en Rodilla

Doctors Hospital, Calle Ecuador 2331, Consultorio 723, Balcones de Galerías
Monterrey, NL 64620

Tels:
(81) 1542 4225
(81) 2718 0223
(81) 1542 4225

Aviso legal

Whatsapp