Ruptura de ligamentos cruzados

ruptura de ligamentos cruzados

Hay cuatro ligamentos principales dentro de la rodilla, los ligamentos colaterales medial y lateral que corren por dentro y fuera de la rodilla y los dos ligamentos cruzados que son los dos ligamentos cruzados que se sitúan en el centro de la articulación de la rodilla. Cada ligamento tiene diferentes funciones.

Un ruido de “estallido”, dolor de rodilla intenso y la dificultad para apoyar la pierna son algunos de los síntomas más comunes cuando ocurren en una ruptura de ligamentos cruzados.

¿Qué son los ligamentos cruzados?

Hay dos ligamentos cruzados en la rodilla: el anterior (en el frente) y el posterior (en la parte posterior).

Los ligamentos cruzados aseguran la estabilidad en la rodilla en cooperación con otros ligamentos, los meniscos y los músculos.

ligamentos cruzados

¿Cómo ocurren las lesiones en los ligamentos cruzados?

Las lesiones en el ligamento cruzado anterior son más frecuentes que las lesiones en el ligamento cruzado posterior.

Cuando el ligamento cruzado posterior se desgarra, el hueso de la tibia se moverá hacia atrás sobre el hueso del muslo.

Una lesión del ligamento cruzado anterior ocurre sobre todo en situaciones deportivas donde el pie es plantado. Por ejemplo:

  • Si la pierna está bloqueada y el cuerpo es empujado hacia adelante.
  • Si la rodilla doblada es forzada en la dirección opuesta a su movimiento natural.
  • Un giro

Si el ligamento cruzado anterior está totalmente desgarrado o se ha dividido en dos pedazos, la rodilla puede volverse inestable y el hueso de la espinilla se moverá hacia adelante sobre el hueso del muslo.

Síntomas de una lesión del ligamento cruzados

Cuando se sufre de una ruptura de ligamentos cruzados, los principales síntomas para identificar esta lesión son:

Ligamento cruzado anterior

Al lesionar el ligamento cruzado anterior, es posible que escuche un ruido de “estallido”. Otros síntomas típicos incluyen:

  • Dolor con hinchazón. Dentro de 24 horas, su rodilla se hinchará. Si se ignora, la hinchazón y el dolor pueden resolver por sí mismos. Sin embargo, si usted intenta regresar a los deportes, su rodilla probablemente será inestable y corre el riesgo de causar más daño al cartílago amortiguador (menisco) de su rodilla.
  • Pérdida del rango completo de movimiento
  • Ternura a lo largo de la línea articular
  • Molestia al caminar

Ligamentos cruzado posterior

Los síntomas típicos de una lesión del ligamento cruzado posterior son:

  • Dolor con rodilla inflamada que ocurre de manera constante y rápida después de la lesión.
  • Hinchazón que hace que la rodilla rígida y puede causar una cojera.
  • Dificultad para caminar.
  • La rodilla se siente inestable.

Diagnóstico

  • Examen médico. El médico buscará todas las lesiones posibles en la rodilla. Para diagnosticar una lesión del ligamento cruzado, el médico buscará la inestabilidad de la articulación de la rodilla. . La mayoría de las lesiones ligamentales pueden ser diagnosticadas con un examen físico exhaustivo de la rodilla.
  • Pruebas de imagen. Las pruebas de imagen pueden ayudar al médico a confirmar su diagnóstico incluyen radiografías y resonancia magnética.
  • Artroscopia de rodilla. Las lesiones importantes del cartílago que están bloqueando los movimientos de la rodilla pueden necesitar ser tratadas temprano por medio de una artroscopia y resección o reparación.

Tratamiento para ruptura de ligamentos cruzados

El tratamiento para un desgarro del ligamento cruzado anterior variará dependiendo de las necesidades individuales del paciente.

Tratamiento médico

Una ruptura de ligamento cruzado anterior no se curará sin cirugía. Sin embargo, el tratamiento no quirúrgico puede ser eficaz para pacientes de mayor edad o con un bajo nivel de actividad. Si la estabilidad general de la rodilla está intacta, se puede recomendar opciones simples y no quirúrgicas.

  • Aparato ortopédico. Un aparato ortopédico ayuda a proteger la rodilla de la inestabilidad. Para proteger aún más la rodilla, es posible que le den muletas para evitar que ponga peso en su pierna.
  • Terapia física. Ejercicios específicos restaurarán la función de la rodilla y fortalecerán los músculos de las piernas que lo apoyan.

Si usted ha lesionado sólo su ligamento cruzado posterior, su lesión puede sanar bastante bien sin cirugía Su médico puede recomendar opciones simples, no quirúrgicas, como:

  • Descanso. La rodilla lesionada debe descansar durante las primeras 24 a 48 horas para evitar cualquier lesión adicional.
  • Hielo. El área dañada debe enfriarse usando un paquete de hielo o un paquete de guisantes congelados. El hielo nunca debe tener contacto directo con la piel o el paciente podría tener congelación. Se debe colocar un paño entre el hielo y la piel. El hielo se puede colocar en el área afectada por hasta 20 minutos cada hora, pero no más de tres horas en total. Se sabe que el tratamiento con hielo es efectivo hasta 24 horas después de que ocurrió una lesión.
  • Compresión. Un vendaje de soporte elástico está diseñado para este propósito. La compresión debe ser firme pero no tan estrecha que afecte a la circulación sanguínea.
  • Elevación. La pierna debe ser elevada sobre el nivel del corazón si es posible. Es más cómodo acostarse y elevar el miembro con unas cuantas almohadas. Si usted se está sentando, las piernas se pueden levantar en una silla o una tabla. Esta elevación debe mantenerse lo más posible durante unos días.

Tratamiento quirúrgico

Artroscopia de rodilla para reconstrucción de ligamentos cruzados

Cuando ocurre una ruptura de ligamentos cruzados, normalmente se arranca su propio suministro de sangre y muere y por lo tanto tiene que ser reemplazado por otra estructura.

La reconstrucción del ligamento puede ser utilizada en caso de ruptura de ligamentos cruzados. Se realiza mediante la reparación quirúrgica del ligamento cruzado y para restaurar la estabilidad de la rodilla. Consiste en reemplazar el ligamento roto con un injerto de tejido. Este injerto actúa como un andamio para que un nuevo ligamento crezca. Los injertos se pueden obtener de varias fuentes. A menudo se toman del tendón rotuliano, que discurre entre la rótula y la tibia.

La cirugía para reconstruir un ligamento cruzado anterior se realiza medio de la artroscopia que consiste realizar la cirugía por medio de pequeñas incisiones. La cirugía artroscópica es menos invasiva. Los beneficios de las técnicas menos invasivas incluyen menos dolor de la cirugía, menos tiempo en el hospital y tiempos de recuperación más rápidos.

Recuperación de una ruptura de ligamentos cruzados

El paciente será capaz de caminar de nuevo el día después de la cirugía y se le puede dar muletas o una articulación con rodillera para usar.

Los pacientes son tratados post operatorio con fisioterapia y consultas regulares con su traumatólogo.

Es importante que la rodilla y los músculos sean tan funcionales como sea posible después de una operación quirúrgica y será necesario someterse a un programa de rehabilitación que dure al menos tres meses. Sin embargo, durante la primera semana después de la cirugía, el ejercicio debe limitarse o hará que la rodilla se hinche.

Hay una gama de regímenes postoperatorios. La fisioterapia normalmente continúa por algo de hasta tres a seis meses, después de unas semanas la mayoría de los pacientes están regresando a la luz no impacto ejercicio como el ciclismo estático y el entrenamiento cruzado. Un retorno a todos los deportes es normalmente posible a los seis meses.

Dirección

Dr. Alejandro Pérez Aguilar - Especialista en Rodilla

Doctors Hospital, Calle Ecuador 2331, Consultorio 723, Balcones de Galerías
Monterrey, NL 64620

Tels:
(81) 1542 4225
(81) 2718 0223
(81) 1542 4225

Aviso legal

Whatsapp